Me resulta curioso que, aún a estas alturas, a alguien se le ocurra decir que el correo móvil se comerá a los SMS. Las empresas de telefoní­a siguen buscando una “killer app” que dispare las ventas de terminales, el uso de sus redes de datos y, en definitiva, haga despegar el uso del teléfono móvil para algo más que hablar. Y yo estoy muy de acuerdo con ese propósito, pero pienso que los medios son los menos adecuados.

Para empezar, dudo mucho que ese uso estrella que dispare los beneficios de las telcos sea el correo móvil. No hay más que tener en cuenta que hay ya mucha gente que opina que el correo electrónico como medio de comunicación está ya muerto, bien por haber sido superado por la mensajerí­a instantánea, o bien por culpa del spam y el correo no deseado.

Pero es que además, si tenemos en cuenta cuales son las tarifas de acceso a datos en este paí­s, la idea es directamente absurda. Y aunque hablemos de servicios como el de Blackberry, la comparación la veo muy traí­da por los pelos, sobre todo porque el público que genera la mayor parte de los ingresos en ambos servicios es totalmente diferente.

Otro artí­culo que huele a publicidad encubierta del sector de las telecomunicaciones…

via Barrapunto

Deja un comentario

Si lo deseas, puedes usar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>