Hace un par de dí­as surgió la noticia: la nueva versión de iTunes, el reproductor/tienda/navaja-suiza de Apple enví­a información de lo que estás haciendo a los servidores de la compañí­a. Como en muchas otras ocasiones, parece que lo único que se enví­a es información sobre la música que escuhas en cada momento para así­ poder sugerirte nuevas compras.

Pero, ¿no podrí­a haberse evitado todo el escándalo con una simple advertencia durante la instalación de la nueva versión? Simplemente un “vamos a ver qué escuchas para ver qué podrí­a interesarte comprar, y puedes deshabilitarlo pulsando el botón Cancelar…”

¿Cuantos usuarios no van a actualizarse al ver la noticia? Como siempre, el tomar al usuario por tonto acaba con este tipo de golpes en la imagen de una compañí­a.

Ví­a BoingBoing