Parece que Siemens ha decidido vender su división de dispositivos móviles a la taiwanesa BenQ. Tras acabar con unas pérdidas de varios millones de dólares, Siemens decide tirar la toalla y retirarse del juego, cuando “sólo” era el quinto en la lucha. Sin embargo, si el acuerdo llega a buen puerto, BenQ seguirá utilizando la marca Siemens durante 5 años, tiempo más que suficiente para que los terminales que se utilicen para entonces (hablamos de 2010) no se parezcan en nada a los utilizados hoy en dí­a.
En lo que va de año, IBM ha vendido su división de fabricación de PCs a una compañí­a china, Philips la de fabricación de monitores a una taiwanesa, y ahora Siemens también decide enviar (sin billete de vuelta) parte de su negocio a oriente. Para que luego digan que no están despertando…

siemens, benq, mobile

Deja un comentario

Si lo deseas, puedes usar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>